¿Y tú a qué temes? Los miedos del Ambientólogo/a.

Foto de movimente

Todos/as tenemos miedos conscientes o inconscientes. Nos rodean todos los días, muchos de ellos se van y otros se quedan para siempre construyendo con ellos nuestra forma de vida…

Esta semana me estoy leyendo Nomiedo” de Pilar Jericó, en él se hace un repaso por las diferentes cadenas que nos atan, todas ellas gestionadas por los diferentes miedos que se presentan en nuestras vidas. Pensando en mis propios miedos, me acordé sin duda, en momentos pasados personales y profesionales, y quedándome con los últimos, recordé uno de los momentos que como profesional viví en Ambientalia 2010, rodeada de presentes y futuros profesionales de Ciencias Ambientales.

Alma Natura, recibió el premio a la Empresa Eco-responsable de la FACCAA, al subir al escenario vi de cerca las caras de alumnos/as ansiosos por salir al mercado profesional y por otra parte, licenciados/as ansiosos de cambiar al mundo. Sin duda, me dio que pensar, y con mis cinco sentidos en este libro, quizás como profesional me gustaría hablaros de los posibles miedos que los ambientólogos/as pasamos al inicio y durante nuestra trayectoria profesional. ¿te animas?

Primer miedo: No superviviencia. Sin duda, este miedo nos invade, desde que comenzamos a estudiar en esta extraña carrera (según muchos/as). El miedo a no poder ejercer nuestro trabajo por falta de reconocimiento profesional o el escaso apoyo a una carrera que sin duda es el futuro.

Segundo miedo. El rechazo. Cuando salimos al mercado profesional, muchos/as hemos sufrido el rechazo por pertenecer a una carrera que sin duda le falta el soporte credencial que muchas carreras han conseguido a través de los años. Seguro, que muchos hemos escuchado alguna vez “el ambientólogo/a el que sabe de todo y no sabe de nada”.

Tercer miedo: Al fracaso. En el diseño de estrategias, para la consecución de objetivos para conseguir agitación de conductas en los colectivos objetivos de nuestros trabajos. La Educación Ambiental, es muy importante, porque en ella esta un futuro aún incierto, y sin duda, eso da miedo…

Cuarto miedo: Al cambio. Sin duda, estamos en una sociedad en continuo cambio. Los Ambientólogos/as, nos enfrentamos día a día a una sociedad cuyos valores cambian de la noche al día, trabajamos con personas y eso nos supone estar en constante cambio de estrategias y metodologías. Siempre está en nuestra mente, la cuestión: y ahora, ¿habrá funcionado?

Podríamos seguir enumerando grandes miedos, pero sin duda, estos son los más importantes que como profesionales nos enfrentamos diariamente en nuestra carrera. Está en nosotros/as, hacer frentes a todos ellos, y demostrar que los ambientólogos/as tienen un gran hueco en nuestra sociedad, porque somos los que con la ayuda de todos/as labraremos un futuro a este planeta. ¡Somos muchos más grandes que nuestros propios temores!

¿Y tú a que tienes miedo?

Anuncios

7 thoughts on “¿Y tú a qué temes? Los miedos del Ambientólogo/a.

  1. Hola Conce, y lectores de Conce, hoy me apetecía entrar un momento tu mundo digital y colgar este post, pues para aportar…cómo no. El ambientólogo es verdad que sale con miedo, también me acuerdo cuando estaba acabando la carrera que tenía la sensación de que valía para todo y … para nada, a la vez!!! Tras cinco años después sigo pensando en lo mismo, aunque con un matiz, los ambientólogos valemos para todo y …. un poquito más. Qué ocurre en realidad, la visión holistica que nos aporta nuestra carrera, es una lápida para la especialización, a la vez que un don para el entendimiento. Mientras por un lado impide desarrollar profundamente algunas áreas, por el otro nos permite conocer de forma multidimensional qué son las causas respecto a una situación en concreto, y creedme. No es algo muy común entre las demás profesiones y profesionales, y es en este exclusivo carácter multidisciplinar donde radica la fuerza de nuestra formación universitaria. Una vez asumido esto, depende de cada persona su interés, motivación y posibilidad el profundizar y desarrollar aún más su conocimiento, ya sesgado en las áreas que considere más oportunas. Animo a continuar la formación tanto en calidad como en cantidad, no tiene por qué ser reglada, pero a largo plazo es lo más práctico. Y desde luego animo a hacer de la vocación, que define a los ambientólogos, una fortaleza que los anime a el esfuerzo y mejora continua de sus capacidades y habilidades. Suerte, Animo y Constancia.

    1. Gracias por la reflexión compañero. Tienes toda la razón, muchas veces no sólo dependemos de los miedos que nos infunden durante la carrera o nuestra vida profesional, también depende de nuestra actitud frente a las adversidades, al igual que el resto de las carreras. El diferenciarnos los unos a los otros, nos permite ser más accesibles al mercado y eso es muy positivo pero para eso tenemos que ser conscientes que nuestro esfuerzo no se termina en la carrera, sobrepasa estas fronteras.

      1. Por supuesto que no se termina en la carrera, estoy totalmente de acuerdo, eso sería muy básico. Actitudes, conocimiento, esfuerzo, voluntades…todo debe estar en consonancia con los prinicipios de la sostenibilidad, equidad, y justicia social…si es que tenemos unas de las profesiones más apasionantes de entre las existentes!!

  2. A la muerte. Todo lo demás tiene solución.
    Todos los miedos se pueden esfumar con un baño de masas el 20 de junio
    fuerza y honor.

  3. Los ambientolog@s sin duda alguna, somos un carrera generalista, que a la hora de ejercer profesionalmente, nos da una visión global e integradora que las demas carreras nos tienen.
    –>Actualmente estoy compitiendo como becario con Ing. de Caminos, y para mi sorpresa…..estoy por encima de ellos!!!!!
    No tenemos que esforzar mucho, y subir nuestra carrera hasta lo mas alto, haciendonos valer nosotros mismos como personas y profesionales.

    1. Gracias compañero por tú comentario!!! Enhorabuena por tú trabajo, sin duda,tú eres uno de los ambientólogos afortunados!!!
      Seguro que si nos ponemos a buscar hay muchos compañeros que han tenido la misma suerte que nosotros pero tenemos que hacer
      esfuerzos,mucho más esfuerzo, por hacer de nuestra profesión una necesidad…lo conseguiremos!! Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s