Yo no quiero ser una Rana Hervida!!!

Fuente: Google

Si colocáramos una rana en una olla con agua muy caliente, la primera reacción de la rana es saltar de inmediato para poder preservar su vida, pero si calentamos el agua muy lentamente, el animal será incapaz de detectar la amenaza y permanecerá inmovil propiciando de este modo su desaparición.

 

Como la rana hervida, los seres humanos respondemos igualmente ante los problemas ambientales. Somos espectadores pasivos, debido a que no percibimos los cambios que se están experimentando a nuestro alrededor a una velocidad lo suficientemente rápido, como para responder ante nuestra supervivencia, como lo podemos hacer cuando retiramos nuestra mano al contacto con un objeto caliente.

Necesitamos experiencias impactantes que nos activen, que no den paso al olvido y que nos involucren en el proceso de transformación, pero eso es complicado, si hablamos de fenómenos con muy poca velocidad de percepción como puede ser el cambio climático…“Si no vemos, no creemos”.

Otra de las numerosas escusas que las ranas pueden poner ante el problema de la olla hervida, puede ser la búsqueda de culpables, como: “si me hubieran dicho algo”, “si la olla no hubiera estado allí”, “la culpa fue de la otra rana que no me informó de la menera adecuada”… estas y otras muchas, son las posibles respuestas que podemos dar a la hora de buscar soluciones a los problemas ambientales, y esto nos aleja indefinidamente de la posibilidad de buscar posibles soluciones a la realidad ambiental que se está forjando a nuestro alrededor.

Si las ranas hubieran conocido a la rana hervida, su comportamiento ante posibles ollas puede ser modificado, pero si no pertenecía a la comunidad, no se tendrá en cuenta la información obtenida para evitar posibles desapariciones en la especie. Los seres humanos, reaccionamos según las fronteras geográficas, si los daños ocasionados por los problemas ambientales están cerca de nuestro círculo de influencia, actuamos ya que vemos materializado nuestras posibles intervenciones para mejorar nuestro entorno, pero si es a mayor escala, pensamos que nuestras acciones pueden tener poco o escaso impacto.

Ser conscientes de nuestros procesos mentales ante la realidad ambiental, nos ayudará a ser capaces de mirar las ollas con otra perspectiva, si no con el paso del tiempo, pasaremos a ser todos y todas…. ranas hervidas.

Anuncios

4 thoughts on “Yo no quiero ser una Rana Hervida!!!

  1. Genial metáfora para explicar algunos de los motivos por los que somos incapaces de actuar frente a problemas ambientales. Evidentemente, nuestro umbral perceptivo de algunas de estas problemáticas nos impide ver que realmente está ocurriendo.

    Creo que nuestros pasos han de ir por “hacer visibles estas realidades” que normalmente pasan desapercibidas al común de los mortales.

    Gran artículo, Conce!!

    1. Me encanta utilizarla porque realmente es una metáfora muy fácil de entender y comprender en simulación ambiental.
      Es muy difícil hacer entender algo que cuesta verlo y percibirlo, pero más que hacerlo ver, quizás el éxito sería crear modelos de reproducción local
      donde los participantes se vieran identificados. Ver las causas inmediatas, moviliza!!!

      Gracias siempre por tus comentarios!!!!

  2. Definitivamente hay que hacer algo antes… lo poco que cada uno haga cuenta… las nuevas enfermedades van aceleradamente en aumento, es necesario que todos tengamos conciencia ambiental… por nuestros hijos y nietos… para que puedan conocer bosques, rios y lagos y no solo charcos y contaminantes toxicos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s