Una cuestión de tiempo

Después de unos días de descanso, de nuevo a la vida laboral. Reuniones, formación, consultoría…todo ello unido a la vida personal. Me incoporo a este nuevo año con ilusiones y nuevos retos que superar además de todas las ideas que rondan por mi cabeza. Quiero hacerlo despacito pero a buen ritmo, lo importante no es empezar con mucha energía sino saber gestionarla durante todo el año. Muchas personas luchan incansablemente por conseguir retos difíciles en un tiempo muy corto de tiempo y eso nos lleva a una profunda frustración por tres aspectos principalmente:

1.- Nuestra gran manía de no aprender de los errores y no tomar la responsabilidad de volver a intentarlo. (Esto ha sido por culpa de…)

2.– Lo mucho que nos gusta mentirnos. (Ya sabía yo que esto era imposible conseguirlo)

3.- La necesidad del control del tiempo. (Si hubiera tenido más tiempo… / ¡Esto no se puede hacer en dos días!)

¿Te suena alguna de ellas?

Durante este año compartiré contigo mis aprendizajes y reflexiones sobre temas cotidianos de mi vida. Hoy me gustaría hablarte de un película que pude ver en estas Navidades que me enseñó mucho sobre la cuestión del tiempo, sobre el punto 3. En ella se escondía uno de mis grandes deseos, tener el poder de viajar en el tiempo para volver al pasado y rectificar aquello que me hizo no conseguir mi propósito o fue tan solo una mala experiencia ¡Sería increible! Este film no te deja un sabor amargo sobre una fantasía que es difícil de conseguir, te deja un mensaje claro:

“Vive y disfruta de cada momento porque es tu actitud la que puede cambiar tu destino”

Cada vez lo tengo más claro, aquellas personas que sean capaces de vivir el ahora serán las afortunadas de manejar un auténtico poder. Detrás de cada instante que vivimos, que no es pasado ni futuro, se encuentra la clave para conseguir la visión de tu vida. Es algo complicado que se puede conseguir con constancia. Aquí te dejo algunas de las pauta que estoy poniendo en práctica:

  • ¡Respiro!: El día a día nos lleva a desconectarnos de nosotros mismos. Si pones conciencia a tu respiración te darás cuenta que incluso algunas veces dejamos de respirar, dejamos de estar vivos. Reserva algunos minutos en el día durante el trabajo y en tu casa para conectar contigo a través de la respiración. Esto no es meditar, es simplemente contactar con el ritmo de tu respiración.
  • Mmmmm me encanta. Recréate en aquellas cosas que te gustan y hazlo a cámara lenta. Pon atención a la respuesta de tu cuerpo y en las miles de sensaciones que te regalas. Un buen ejercicio es intentar buscar esas sensaciones en aspectos cotidianos de la vida.
  • Ni negro ni blanco: Las polaridades nos agotan. Intenta buscar el término gris en tus decisiones, esto te ejercitará aún más para tomar consciencia del posicionamientos en nuestros momentos presentes.
  • Yo misma y mi mecanismo: La responsabilidad es uno de mis ingredientes favoritos. En el momentos que te haces consciente de que todo lo que ocurre en este momento es responsabilidad tuya y de tus elecciones, dejas de vivir en el pasado y en el futuro. Esta pregunta te puede ayudar: ¿me siento cómoda en este momento? Te dará las pistas para crear momentos presentes más alineados con tu visión en la vida.

¿Dispuestos a vivir el ahora?

Aquí te dejo con el trailer de la película: Una cuestión de tiempo.

Anuncios

2 thoughts on “Una cuestión de tiempo

  1. Gracias por las recomendaciones del séptimo arte, me anoto la peli para verla.
    Es fundamental saber exprimir cada momento y gestionar nuestro más preciado tesoro lo mejor posible. He de confesar que desde que mi admirado Carl Honoré se cruzó en mi camino me enseñó muchísimo sobre al ritmo que quiero vivir mi vida.

    Un saludo y a comerse este 2014!!

    1. Manolo muchas gracias por el comentario. Me hace mucha ilusión recibirlo en esta nueva etapa en la que me he propuesto avivar este blog.
      Yo desde que comencé a leer el Poder del Ahora y en estos últimos 4 años que llevo formándome como psicoterapeuta me he dado cuenta lo mucho que pierdo el tiempo
      mirando al pasado y prediciendo el futuro. Vivir el presente es el mejor regalo que nos podemos hacer.
      A comerse el 2014!! ¿nos veremos este año? 😉 Un abrazo enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s