¿Sufres de Procrastinación Ambiental?

Mejor lo dejamos para mañana....
Fuente: Google

No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy….

Procrastinación: difícil de decir pero muy fácil de entender. Parece que todos sufrimos de procrastinación, tú, yo, el vecino de enfrente, nuestra familia, etc. Pero si hablamos de procrastinación ambiental, parece que el efecto se multiplica. Supongo que tendréis ganas de saber en que consiste, pues ¡ahí va!

Procastinación: el hábito de aplazar las cosas que deberíamos hacer hoy.

Conocemos diariamente cuales son las tareas más importantes, y conocemos también la necesidad casi imperante por hacer algo por nuestro entorno más inmediato. Nos bombardean continuamente con información sobre como reciclar, que hay que ahorrar agua y energía, etc…pero aunque sabemos que nos tenemos que poner manos a la obra, parece que no llega el momento adecuado.

Las distracciones son tan poderosas que nos permiten evadirnos de lo que no tenemos ganas reales de hacer, aunque nuestras razones sean firmes e incluso necesarias: “Hoy no puedo…. No me he acordado…etc.”

El problema es que estamos dejando apartado algo tan importante como mejorar nuestra calidad de vida, y lo que puede parecer un acto desinteresado incluso gracioso, puede ocasionar una epidemia de comportamiento ambiental incapaz de ser controlada.

Si quieres, puedo ayudarte, pero tienes que ser tu el que de el primer paso. Empieza con estas tres simples reglas:

–        Puedes empezar poco a poco, pero empieza.

–        Infórmate en internet de los pequeños gestos que puedes hacer en casa, en el trabajo o de compras por el medio ambiente.

–       Piensa en ti y en los demás también, la procrastinación ambiental también afecta a las generaciones venideras.

–        Busca los beneficios personales de colaborar en la mejora del medio ambiente.

El esfuerzo de nuestros mayores consiguió que nuestro entorno se muestre como hoy la vemos, ¿Qué queremos dejar nosotros/as a nuestros hijos/as? Ellos/as probablemente no sabían el significado de procrastinación, pero sí el de sentido común y naturalidad. Ahora parece que esas palabras se han perdido:

¡No te dejes vencer por la procrastinación y ponte en acción!

Artículo de Junio por @concemacias en Entorno Natural.

Anuncios