Una cuestión de tiempo

Después de unos días de descanso, de nuevo a la vida laboral. Reuniones, formación, consultoría…todo ello unido a la vida personal. Me incoporo a este nuevo año con ilusiones y nuevos retos que superar además de todas las ideas que rondan por mi cabeza. Quiero hacerlo despacito pero a buen ritmo, lo importante no es empezar con mucha energía sino saber gestionarla durante todo el año. Muchas personas luchan incansablemente por conseguir retos difíciles en un tiempo muy corto de tiempo y eso nos lleva a una profunda frustración por tres aspectos principalmente:

1.- Nuestra gran manía de no aprender de los errores y no tomar la responsabilidad de volver a intentarlo. (Esto ha sido por culpa de…)

2.– Lo mucho que nos gusta mentirnos. (Ya sabía yo que esto era imposible conseguirlo)

3.- La necesidad del control del tiempo. (Si hubiera tenido más tiempo… / ¡Esto no se puede hacer en dos días!)

¿Te suena alguna de ellas?

Durante este año compartiré contigo mis aprendizajes y reflexiones sobre temas cotidianos de mi vida. Hoy me gustaría hablarte de un película que pude ver en estas Navidades que me enseñó mucho sobre la cuestión del tiempo, sobre el punto 3. En ella se escondía uno de mis grandes deseos, tener el poder de viajar en el tiempo para volver al pasado y rectificar aquello que me hizo no conseguir mi propósito o fue tan solo una mala experiencia ¡Sería increible! Este film no te deja un sabor amargo sobre una fantasía que es difícil de conseguir, te deja un mensaje claro:

“Vive y disfruta de cada momento porque es tu actitud la que puede cambiar tu destino”

Cada vez lo tengo más claro, aquellas personas que sean capaces de vivir el ahora serán las afortunadas de manejar un auténtico poder. Detrás de cada instante que vivimos, que no es pasado ni futuro, se encuentra la clave para conseguir la visión de tu vida. Es algo complicado que se puede conseguir con constancia. Aquí te dejo algunas de las pauta que estoy poniendo en práctica:

  • ¡Respiro!: El día a día nos lleva a desconectarnos de nosotros mismos. Si pones conciencia a tu respiración te darás cuenta que incluso algunas veces dejamos de respirar, dejamos de estar vivos. Reserva algunos minutos en el día durante el trabajo y en tu casa para conectar contigo a través de la respiración. Esto no es meditar, es simplemente contactar con el ritmo de tu respiración.
  • Mmmmm me encanta. Recréate en aquellas cosas que te gustan y hazlo a cámara lenta. Pon atención a la respuesta de tu cuerpo y en las miles de sensaciones que te regalas. Un buen ejercicio es intentar buscar esas sensaciones en aspectos cotidianos de la vida.
  • Ni negro ni blanco: Las polaridades nos agotan. Intenta buscar el término gris en tus decisiones, esto te ejercitará aún más para tomar consciencia del posicionamientos en nuestros momentos presentes.
  • Yo misma y mi mecanismo: La responsabilidad es uno de mis ingredientes favoritos. En el momentos que te haces consciente de que todo lo que ocurre en este momento es responsabilidad tuya y de tus elecciones, dejas de vivir en el pasado y en el futuro. Esta pregunta te puede ayudar: ¿me siento cómoda en este momento? Te dará las pistas para crear momentos presentes más alineados con tu visión en la vida.

¿Dispuestos a vivir el ahora?

Aquí te dejo con el trailer de la película: Una cuestión de tiempo.

El éxito de “La Roja”

Imagen

Otra vez más…. ¡Campeones de Europa! Hemos disfrutado, sufrido y celebrado cada pase o parada de nuestros futbolistas. Únicos por su juego, elegancia y eficacia a la hora de dar lo mejor de si mismos en cada uno de los partidos representando la pasión de todos los aficionados/as a este deporte.

Pero el verdadero éxito de “la roja” es la motivación positiva que se respira en el equipo y que transmiten a los espectadores, el respeto  y la falta de ego entre ellos mismos. Al final esto se traduce en verdaderos resultados.

Aquí os dejo algunas de las claves del éxito de la Selección Española que puedes utilizar en tu vida diaria o bien en la gestión de equipos de trabajo:

1.- Agradecer: El darse cuenta es una de las etapas más importante en el crecimiento personal. Este equipo, ha sido consciente de sus carencias y fortalezas, lo cual les ha dado una visión realista de quiénes son como grupo. Una vez que dejas de fantasear sobre lo que puedes llegar a hacer y te centras en lo que haces, te das cuenta que te hacen falta tus compañeros, que tu esfuerzo se multiplica si te comprometes con ellos y agradeces los esfuerzos que cada uno realiza por conseguir el sueño y tu sueño. Durante todos estos días, hemos visto muestras de agradecimiento entre ellos constantemente, abrazos, guiños y momentos como el gol que ofreció Fernando Torres a Juan Mata.

2.- Dar: Trabajar la presencia es la mejor manera de dar a un equipo y a otras personas. Estar presente, significa poner todas tus facultades físicas, psíquicas y emocionales en lo que estas haciendo. España es un claro ejemplo de presencia, sus jugadores han dado su empatía, compromiso y pasión para crear una conexión verdadera que ha permitido el triunfo por tercera vez. Pero también han dado y enseñado los valores íntegros de un grupo cuyos valores han traspasado las pantallas y las fronteras, permitiendo conseguir un juego limpio y solidario con los otros equipos europeos.

3.- Actitud: Parece que un grupo de personas unidas por un propósito común siempre consigue buenos resultados, pero muchos por experiencia sabemos que no es así. Jesús, Iker, Iniesta, Piquer, etc. han sido ejemplos de actitud de escucha, de colaboración y optimismo aún en partidos tan desesperantes como españa-holanda. Se han permitido disfrutar de cada falta, penalti o derrota dando una imagen de respeto en cada circunstancia. Esta actitud positiva les ha permitido disfrutar con los objetivos del equipo y motivarse cada vez más para encajar los éxitos y fracasos con espíritu de aprendizaje.

Podría seguir argumentando el verdadero éxito de la selección española que los hace únicos e inimitables, nos han enseñado el verdadero “espíritu de equipo” que les hace al mundo entero preguntarse si “la roja”, es la mejor selección de la historia.

¿qué opinas tú?

Emprender ¿oportunidad o necesidad?

Imagen

Después de todos estos años impartiendo talleres de motivación y coaching en alma natura para personas emprendedoras, puedo compartir mi opinión sobre los motivos con los que cuentan los emprendedores para crear sus ideas de negocios. No me gusta hacer clasificaciones pero creo que en este caso nos puede facilitar el entendimiento:

– Emprender por necesidad: “Rebuscar”para sobrevivir debido a que sus opciones para conseguir empleo son escasas o posee un empleo insatisfactorio.

– Emprender por oportunidad  o vocacional: Es una guía de vida que lleva a realizar diferentes acciones encaminadas a captar lo que percibe como una oportunidad de negocio.

Ninguna es mejor que la otra pero por experiencia si que os puedo contar que los resultados son muy diferentes en función de la motivación que te lleve a crear la empresa. Los emprendedores por oportunidad deciden libremente serlo no fueron empujandos bajo ninguna circunstancia y esa es la clave del asunto.

El éxito en un negocio depende de si realmente te sientes a gusto con él,  te apasiona y lo ves como un estimulante y no como un negocio. Montar un negocio es un compromiso absoluto que no podría lograrse si se tratara de una actividad obligada.

Es muy importante que cuando inicies la fase de energetización para montar un negocio, te hagas las siguientes cuestiones:

1.- ¿Tengo claro lo que me gusta?

2.- ¿Cuál es el trabajo de mi vida? ¿podrías conseguirlo?

3.- ¿Cómo puedo incluir las cosas que me gustan en mi nueva idea de negocio?

4.- ¿Cuál es mi propósito de vida? ¿Esto es un medio para conseguirlo?

5.- ¿Satisface a alguna necesidad de mi entorno?

Analiza los resultados y ellos te darán la clave para seguir buscando o bien para lanzarte y buscar las cualidades, capacidades, conocimientos y habilidades que te acerquen a un buen desarrollo de tu proyecto.

Aquí os dejo una frase que puede que resuma todo este post:

“La motivación interna es uno de los grandes secretos de aquellos que quieren lograr el éxito en sus vidas”.

No sé que me pasa…motivación después de vacaciones.

Fuente: Google

Pi,pi,pi,pi o nooooo!!! El despertador!!! Hoy no me puedo levantar!!! Pero si ayer estaba disfrutando de mis vacaciones…y ahora, el mismo sitio, levantarme temprano, los atascos, la cara de mi jefe y el maldito ordenador!!!

Cansancio, fatiga, falta de apetito, falta de concentración, dolores musculares, falta de interés, irritabilidad, nerviosismo, tristeza, indiferencia…

Así es imposible empezar a trabajar después de las vacaciones!!!

Seguro que esta historia, aunque un poco dramática, te suena algo. Muchas personas, después de vacaciones sufren lo que todos llaman, síndrome post-vacacional. Es muy común que después de un tiempo de descanso, la vuelta al trabajo sea un auténtico suplicio.

Convertir la vuelta al trabajo en un proceso positivo, está en ti. Podemos echar un vistazo a algunas de las herramientas que nos pueden hacer falta para ello, coge las que más se identifiquen contigo o las que creas que puedes hacer con facilidad:

Mejor que un mes, 15 días.

Todavía me queda un año hasta las próximas vacaciones!!! El coger todos los días de descanso seguidos, nos plantea en nuestra mente una barrera de tiempo de descanso anual, aumentando los riesgos de estrés y desmotivación laboral. Es mejor, disponer de varias etapas de descanso durante el año, lo que nos permitirá dosificar las energías y una actitud receptiva al período laboral.

Tómate un kit-kat.

Lo primero es la aceptación de que siempre no se puede estar de vacaciones. Superado esto, es mejor dosificar esfuerzos y recursos buscando alternativas adaptadas a nuestras necesidades y tiempo durante el año para recargar energía y romper con lo cotidiano, como por ejemplo escapadas fin de semana, reuniones familiares, visitas al entorno, etc.  De esta manera, podemos sentir que nuestra vida son unas auténticas vacaciones!!!

Siempre positivo, nunca negativo.

La frase que nos regaló Lois Van Gaal, nos da la clave para hacer de la vuelta al trabajo un proceso normal. Es necesario, apartar de nuestra mente todos los aspectos negativos laborales y comenzar con una actitud relajada y positiva. Esto, nos fortalecerá nuestra autoestima, rebajando los efectos postraumáticos de volver al trabajo. ¡Importante no incorporarse en lunes!!!

 • Meee abuuurrooo!!!

Preparados, listos y ya!!! RUTINA… pero que miedo nos da esta palabra, eh? Pues no permitamos que nos invada. Corre, coge un folio y escribe en él todas las cosas que te gustan, aunque sean pequeñas como por ejemplo comer un helado o dibujar. Organiza tu agenda semanal e incorpora estos momentos de desconexión, son necesario para llenar tu vida de momentos para ti. Pero cuidado!!! Ve variando para que estos tampoco se conviertan en rutina. Incorpora cosas nuevas que te proporcionen emociones y diversión, cosas que nunca hayas hecho, la vida es un abanico de posibilidades!!!!!

 • El álbum de fotos.

Como nos gusta hurgar en la herida!!! Después de hacer miles y miles de fotos de nuestras vacaciones, es muy usual sentarnos hasta las tantas para ver la cara de felicidad que teníamos hace solo un par de días….STOP!!! Eso no se hace, eh?? Lo tienes demasiado fresco como para trabajar más la añoranza. Intenta recuperar fotos de momentos en el trabajo, con los amigos o con los compañeros/as de trabajo. Fortalecimiento es mejor que masoquismo.

 • Plátano y conejo.

Nuestro cuerpo y nuestra mente, a veces necesitan de un apoyo extra para pasar este período con la mayor disposición posible. Para ello, una buena alimentación y hábitos saludables, disponen a la mente y al cuerpo para mantenernos motivados en el trabajo y en nuestra vida no vacacional. Hacer deporte es un excelente estímulo para la desconexión. La sorpresa es ésta!!! Comer plátano y conejo nos proporciona una serie de sustancias como la niacina o la serotonina que son beneficiosas para el estado de bienestar. Oye, que te estoy viendo….cuidado con pensar mal!! 😉

 • Tú imprescindible para ellos y ellos, imprescindibles para ti.

Tu entorno laboral influye mucho a la hora de comenzar a trabajar después de las vacaciones, desde tu puesto de trabajo hasta las relaciones con el jefe y los compañeros. La aptitud positiva, atrae relaciones positivas. Siéntete parte tu trabajo, porque si te apasiona, porque si lo necesitas, será un elemento más a la hora de seguir creciendo y conseguir éxitos a corto plazo.

El mundo no empieza y termina en el trabajo, pero si es cierto que es una parte fundamental en nuestras vidas. Si quieres, puedes…La clave está en saber como quieres empezar esta nueva etapa laboral. Os deseo una buena vuelta al trabajo!!!

¿Sufres de Procrastinación Ambiental?

Mejor lo dejamos para mañana....
Fuente: Google

No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy….

Procrastinación: difícil de decir pero muy fácil de entender. Parece que todos sufrimos de procrastinación, tú, yo, el vecino de enfrente, nuestra familia, etc. Pero si hablamos de procrastinación ambiental, parece que el efecto se multiplica. Supongo que tendréis ganas de saber en que consiste, pues ¡ahí va!

Procastinación: el hábito de aplazar las cosas que deberíamos hacer hoy.

Conocemos diariamente cuales son las tareas más importantes, y conocemos también la necesidad casi imperante por hacer algo por nuestro entorno más inmediato. Nos bombardean continuamente con información sobre como reciclar, que hay que ahorrar agua y energía, etc…pero aunque sabemos que nos tenemos que poner manos a la obra, parece que no llega el momento adecuado.

Las distracciones son tan poderosas que nos permiten evadirnos de lo que no tenemos ganas reales de hacer, aunque nuestras razones sean firmes e incluso necesarias: “Hoy no puedo…. No me he acordado…etc.”

El problema es que estamos dejando apartado algo tan importante como mejorar nuestra calidad de vida, y lo que puede parecer un acto desinteresado incluso gracioso, puede ocasionar una epidemia de comportamiento ambiental incapaz de ser controlada.

Si quieres, puedo ayudarte, pero tienes que ser tu el que de el primer paso. Empieza con estas tres simples reglas:

–        Puedes empezar poco a poco, pero empieza.

–        Infórmate en internet de los pequeños gestos que puedes hacer en casa, en el trabajo o de compras por el medio ambiente.

–       Piensa en ti y en los demás también, la procrastinación ambiental también afecta a las generaciones venideras.

–        Busca los beneficios personales de colaborar en la mejora del medio ambiente.

El esfuerzo de nuestros mayores consiguió que nuestro entorno se muestre como hoy la vemos, ¿Qué queremos dejar nosotros/as a nuestros hijos/as? Ellos/as probablemente no sabían el significado de procrastinación, pero sí el de sentido común y naturalidad. Ahora parece que esas palabras se han perdido:

¡No te dejes vencer por la procrastinación y ponte en acción!

Artículo de Junio por @concemacias en Entorno Natural.

Yo no quiero ser una Rana Hervida!!!

Fuente: Google

Si colocáramos una rana en una olla con agua muy caliente, la primera reacción de la rana es saltar de inmediato para poder preservar su vida, pero si calentamos el agua muy lentamente, el animal será incapaz de detectar la amenaza y permanecerá inmovil propiciando de este modo su desaparición.

 

Como la rana hervida, los seres humanos respondemos igualmente ante los problemas ambientales. Somos espectadores pasivos, debido a que no percibimos los cambios que se están experimentando a nuestro alrededor a una velocidad lo suficientemente rápido, como para responder ante nuestra supervivencia, como lo podemos hacer cuando retiramos nuestra mano al contacto con un objeto caliente.

Necesitamos experiencias impactantes que nos activen, que no den paso al olvido y que nos involucren en el proceso de transformación, pero eso es complicado, si hablamos de fenómenos con muy poca velocidad de percepción como puede ser el cambio climático…“Si no vemos, no creemos”.

Otra de las numerosas escusas que las ranas pueden poner ante el problema de la olla hervida, puede ser la búsqueda de culpables, como: “si me hubieran dicho algo”, “si la olla no hubiera estado allí”, “la culpa fue de la otra rana que no me informó de la menera adecuada”… estas y otras muchas, son las posibles respuestas que podemos dar a la hora de buscar soluciones a los problemas ambientales, y esto nos aleja indefinidamente de la posibilidad de buscar posibles soluciones a la realidad ambiental que se está forjando a nuestro alrededor.

Si las ranas hubieran conocido a la rana hervida, su comportamiento ante posibles ollas puede ser modificado, pero si no pertenecía a la comunidad, no se tendrá en cuenta la información obtenida para evitar posibles desapariciones en la especie. Los seres humanos, reaccionamos según las fronteras geográficas, si los daños ocasionados por los problemas ambientales están cerca de nuestro círculo de influencia, actuamos ya que vemos materializado nuestras posibles intervenciones para mejorar nuestro entorno, pero si es a mayor escala, pensamos que nuestras acciones pueden tener poco o escaso impacto.

Ser conscientes de nuestros procesos mentales ante la realidad ambiental, nos ayudará a ser capaces de mirar las ollas con otra perspectiva, si no con el paso del tiempo, pasaremos a ser todos y todas…. ranas hervidas.

¿Y tú a qué temes? Los miedos del Ambientólogo/a.

Foto de movimente

Todos/as tenemos miedos conscientes o inconscientes. Nos rodean todos los días, muchos de ellos se van y otros se quedan para siempre construyendo con ellos nuestra forma de vida…

Esta semana me estoy leyendo Nomiedo” de Pilar Jericó, en él se hace un repaso por las diferentes cadenas que nos atan, todas ellas gestionadas por los diferentes miedos que se presentan en nuestras vidas. Pensando en mis propios miedos, me acordé sin duda, en momentos pasados personales y profesionales, y quedándome con los últimos, recordé uno de los momentos que como profesional viví en Ambientalia 2010, rodeada de presentes y futuros profesionales de Ciencias Ambientales.

Alma Natura, recibió el premio a la Empresa Eco-responsable de la FACCAA, al subir al escenario vi de cerca las caras de alumnos/as ansiosos por salir al mercado profesional y por otra parte, licenciados/as ansiosos de cambiar al mundo. Sin duda, me dio que pensar, y con mis cinco sentidos en este libro, quizás como profesional me gustaría hablaros de los posibles miedos que los ambientólogos/as pasamos al inicio y durante nuestra trayectoria profesional. ¿te animas?

Primer miedo: No superviviencia. Sin duda, este miedo nos invade, desde que comenzamos a estudiar en esta extraña carrera (según muchos/as). El miedo a no poder ejercer nuestro trabajo por falta de reconocimiento profesional o el escaso apoyo a una carrera que sin duda es el futuro.

Segundo miedo. El rechazo. Cuando salimos al mercado profesional, muchos/as hemos sufrido el rechazo por pertenecer a una carrera que sin duda le falta el soporte credencial que muchas carreras han conseguido a través de los años. Seguro, que muchos hemos escuchado alguna vez “el ambientólogo/a el que sabe de todo y no sabe de nada”.

Tercer miedo: Al fracaso. En el diseño de estrategias, para la consecución de objetivos para conseguir agitación de conductas en los colectivos objetivos de nuestros trabajos. La Educación Ambiental, es muy importante, porque en ella esta un futuro aún incierto, y sin duda, eso da miedo…

Cuarto miedo: Al cambio. Sin duda, estamos en una sociedad en continuo cambio. Los Ambientólogos/as, nos enfrentamos día a día a una sociedad cuyos valores cambian de la noche al día, trabajamos con personas y eso nos supone estar en constante cambio de estrategias y metodologías. Siempre está en nuestra mente, la cuestión: y ahora, ¿habrá funcionado?

Podríamos seguir enumerando grandes miedos, pero sin duda, estos son los más importantes que como profesionales nos enfrentamos diariamente en nuestra carrera. Está en nosotros/as, hacer frentes a todos ellos, y demostrar que los ambientólogos/as tienen un gran hueco en nuestra sociedad, porque somos los que con la ayuda de todos/as labraremos un futuro a este planeta. ¡Somos muchos más grandes que nuestros propios temores!

¿Y tú a que tienes miedo?

¿Ecoturismo o exploturismo?

2959431911_a603297234

Todos/as seguro que hemos escuchado hablar de la necesidad de fomentar el ecoturismo como una manera sostenible para poder conjugar dos realidades tan diferentes como el turismo y la naturaleza. Este concepto se originó como una solución inmediata para minimizar los impactos turísticos en el medio natural, pero hoy en día se ha conseguido cambiar el concepto a lo que denominan exploturismo, que no es más que la explotación del medio natural para el disfrute de los turistas, lo que se aleja mucho de la idea inicial.
Parece ser, que el ser humano no consigue el anunciado equilibrio o sostenibilidad entre nuestras necesidades y la madre naturaleza. Sí que es verdad, que es una muy buena herramienta para meter el dedo en la herida y mostrar a la gente lo maravilloso que es nuestro entorno y las consecuencias directas de nuestras acciones. Es lo que han denominado emoción verde, es decir, llegar al corazón de las personas para poder crear conductas sostenibles, pero eso es una arma de doble filo, pues hemos optado por cambiar nuestras vacaciones urbanitas al disfrute de la naturaleza, lo cual ha aumentado la presión ambiental en los entornos naturales y en los seres vivos.
Os pongo un ejemplo, el impacto que ha originado el ecoturismo en el delfín común, ha sido ponencial, siendo este una de sus grandes amenazas para la disminución de la población. Debido a qué? pues a las lanchas motoras, al CO2 que acidifica el medio, a la contaminación acústica, etc..
Como siempre señores/as, todo tiene un equilibrio que entre todos/as debemos de luchar por conseguirlo. El ecoturismo es fiable, siempre y cuando se regule y se estudien los efectos negativos que pueden sufrir las especies y el entorno y para eso es necesario creer en la necesidad de crear espacios donde el disfrutar de la naturaleza no entorpezca ni a nuestro disfrute ni a la supervivencia de aquellos que observamos y nos hacen pasar momentos naturales inolvidables.

La típica frase… ¡cómo son las mujeres!

Queridas amigas y amigos, ayer me sentí un poco indignada y me gustaría compartirlo con ustedes porque es algo de lo que supongo habrá muchas opiniones. Trabajando con unos amigos, salió la conversación de la complejidad y de lo retorcida que parece que somos las mujeres…. evidentemente se ensarzó una discusión que por mucho que alargamos no encontramos solución. Después de mucho pensarlo, creo que ambos somos iguales de complicados. Si que es verdad que las mujeres por una razón químicamente probable, tenemos ciertos desajustes emocionales debidos a unos bichitos que nos recorren nuestro cuerpo que hace que tengamos una gráfica de inestabilidad señalable: lloramos sin sentido, nos preocupa mucho nuestra imagen, a veces por no entorpecer la relación decimos “no” cuando quiere decir “sí” y a la inversa… pero analicemos al hombre, es curioso porque alardean de ser simples y de simplicidad nada de nada, veamos que podemos descubrir:

– Si somos tiernas con ellos, es que somos unas pesadas y dependientes, pero si somos pasotas en la relación, es que estamos pensando en otros o no queremos nada serio.

– Si estamos de mal humor, es que somos neuróticas pero si están ellos, pobrecitos es que no los comprendemos.

– Si están intolerables, hay que comprenderlo tubieron un mal día, pero si estamos nosotros, es que estamos en esos días de la regla que no tienen fin.

Bueno, podría seguir… hasta el final pero me gustaría que me diérais vuestra opinión para intentar solvertar estos opiniones erróneas que se ciernen sobre el hombre y la mujer ¿os animáis?

Mi conclusión ha sido que todos somos un poco complicados, pero que debemos hacer un esfuerzo por comprender las rarezas de cada uno para intentar no comernos demasiado la olla y actuar con sencillez y con la suficiente razón para ayudar a la otra persona cuando lo necesita, sea cual sea la razón.

Un besito para todos/as. Va por tí Dani!!!!!!!

Fuera de contexto…

Un muy buen amigo, me mando hace unos días un video en youtube, acerca de uno de los mejores violinistas internacionales que visitó una de las ciudades más importantes del mundo para dar un concierto. Como es de esperar se llenaron todas y cada una de las plazas. Al día siguiente, se fue al metro a tocar y la respuesta de las personas fue sorprendente…nadie se acercó a él. Os invito a verlo!!!

Es curioso, porque estamos acostumbrados a dar valores a las cosas cuando están en un determinado contexto pero fuera de ellas, son objetos de lujo sin etiquetas de marca.

Muchas gracias por tú aportación J. Ramón Cespedes.