Vacíos emocionales en los equipamientos de un espacio natural.

Fuente: Google

Seguro que muchos de vosotros/as habéis visitado algunos de los espacios naturales protegidos en vuestra región. ¿Qué os aportan sus instalaciones?

Conocer de cerca las emociones de un visitante en un espacio natural protegido, nos puede dar las claves para la comprensión del concepto de experiencias auténticas en el sector de la educación ambiental. ¿Habrá alguna relación entre el respeto al medio ambiente y el comportamiento de las emociones en las personas visitantes?

El contacto con la naturaleza, posee un gran potencial para poder estudiar las reacciones emocionales con respecto a un estímulo externo como es el disfrute en el medio ambiente.

Visitar un espacio natural, crea generalmente a las personas, una experiencia afectiva y sensorial, de placer estético y diversión. Por ello, acercarnos durante nuestra visita a un equipamiento de uso público en el que las personas consumidoras estén activamente implicada, permite que las emociones aumenten y con ello el respeto al entorno. Por ello, hay que plantearse si realmente estos equipamientos están adaptados al disfrute activo y emocional.

Los espacios naturales protegidos, son las herramientas más accesibles para poder educar medioambientalmente, pero ¿realmente se encuentran preparados? ¿están los equipamiento de uso público adaptados para vivir una auténtica experiencia?

Aún teniendo las claves para poder acceder a los visitantes y poder generar transformación con respecto a las actitudes de respeto y conservación de nuestro entorno, siguen creando instalaciones vacías que no aportan emocionalmente nada a las persona visitantes.

La relación entre las emociones generadas y las vivencias experimentadas en un espacio natural, es sin duda, uno de los eslabones más accesibles para conseguir los objetivos más elementales de la educación ambiental…pero personalmente creo que todavía desconocemos el papel de las emociones como motor para poder generar transformaciones en la sociedad, por tanto, seguirán creando instalaciones con grandes vacíos emocionales que no enganchan para nada a los miles de visitantes que pasan de largo cuando se encuentran rodeados de paneles con minúsculas letras…

¿Tú que crees?

Anuncios

¿Ecoturismo o exploturismo?

2959431911_a603297234

Todos/as seguro que hemos escuchado hablar de la necesidad de fomentar el ecoturismo como una manera sostenible para poder conjugar dos realidades tan diferentes como el turismo y la naturaleza. Este concepto se originó como una solución inmediata para minimizar los impactos turísticos en el medio natural, pero hoy en día se ha conseguido cambiar el concepto a lo que denominan exploturismo, que no es más que la explotación del medio natural para el disfrute de los turistas, lo que se aleja mucho de la idea inicial.
Parece ser, que el ser humano no consigue el anunciado equilibrio o sostenibilidad entre nuestras necesidades y la madre naturaleza. Sí que es verdad, que es una muy buena herramienta para meter el dedo en la herida y mostrar a la gente lo maravilloso que es nuestro entorno y las consecuencias directas de nuestras acciones. Es lo que han denominado emoción verde, es decir, llegar al corazón de las personas para poder crear conductas sostenibles, pero eso es una arma de doble filo, pues hemos optado por cambiar nuestras vacaciones urbanitas al disfrute de la naturaleza, lo cual ha aumentado la presión ambiental en los entornos naturales y en los seres vivos.
Os pongo un ejemplo, el impacto que ha originado el ecoturismo en el delfín común, ha sido ponencial, siendo este una de sus grandes amenazas para la disminución de la población. Debido a qué? pues a las lanchas motoras, al CO2 que acidifica el medio, a la contaminación acústica, etc..
Como siempre señores/as, todo tiene un equilibrio que entre todos/as debemos de luchar por conseguirlo. El ecoturismo es fiable, siempre y cuando se regule y se estudien los efectos negativos que pueden sufrir las especies y el entorno y para eso es necesario creer en la necesidad de crear espacios donde el disfrutar de la naturaleza no entorpezca ni a nuestro disfrute ni a la supervivencia de aquellos que observamos y nos hacen pasar momentos naturales inolvidables.