¿Por qué ahora se habla tanto de lo emocional?

Fuente: Flicker

Emoción, emocional, parte visceral, inteligencia emocional, educación emocional…

Seguro que habéis escuchado últimamente un montón de veces estas palabras o sus sinónimos, las modas siempre llegan y las corrientes de pensamiento también.

De unos años a esta parte, se ha empezado a reflexionar acerca de este rincón de nuestro ser, quizás algo escondido por falta de explicación o por necesidad, pero ahora parece que empieza a tener sentido, pues está siendo aplicada en campos tan trascendentales como la salud mental, la educación y la vida corporativa.

Pero…¿por qué ahora?

En un especial de National Geographic, había un artículo de Eduardo Punset qué hablaba de la importancia social del campo de las emociones, y sin duda después de leerlo, comprendí y le di sentido al por qué hoy en día le damos más importancia a nuestra parte más visceral…

Él le da una explicación muy sencilla a todo esto, que os la resumo en dos puntos:

–       En primer lugar, porque nuestra esperanza de vida se ha casi triplicado en los últimos 200 años. Y esto ¿qué tiene que ver? Pues que ahora, después de cometer nuestra misión evolutiva de perpetuar la especie, disponemos de más tiempo para plantearnos misiones y retos que dan sentido a nuestra vida y a nuestros deseos más profundos.

–       Por otro lado, es la revolución tecnológica la que nos está permitiendo medir y comprender por primera vez los procesos internos de la actividad cerebral.

Son dos cuestiones que nos habré una ventana hacia la contextualización de esta nueva rama de la ciencia que nos permite comprender el comportamiento humano.

Para aquellas personas que nos dedicamos  a temas relacionados con el cambio de comportamientos y/o conductas, como es el caso de la educación ambiental, este nuevo campo nos permitirá acercarnos más a las personas para lograr una mayor implicación en la toma de decisiones para cuestiones tan importantes como por ejemplo el medio ambiente.

Somos únicos e irrepetibles pero ahora se nos presenta un nuevo camino que nos permite dirigir nuestros esfuerzos hacia una mayor comprensión del pensamiento humano. Es difícil y apasionante…pero ¿a quién no le gusta los nuevos retos?

Anuncios