Una cuestión de tiempo

Después de unos días de descanso, de nuevo a la vida laboral. Reuniones, formación, consultoría…todo ello unido a la vida personal. Me incoporo a este nuevo año con ilusiones y nuevos retos que superar además de todas las ideas que rondan por mi cabeza. Quiero hacerlo despacito pero a buen ritmo, lo importante no es empezar con mucha energía sino saber gestionarla durante todo el año. Muchas personas luchan incansablemente por conseguir retos difíciles en un tiempo muy corto de tiempo y eso nos lleva a una profunda frustración por tres aspectos principalmente:

1.- Nuestra gran manía de no aprender de los errores y no tomar la responsabilidad de volver a intentarlo. (Esto ha sido por culpa de…)

2.– Lo mucho que nos gusta mentirnos. (Ya sabía yo que esto era imposible conseguirlo)

3.- La necesidad del control del tiempo. (Si hubiera tenido más tiempo… / ¡Esto no se puede hacer en dos días!)

¿Te suena alguna de ellas?

Durante este año compartiré contigo mis aprendizajes y reflexiones sobre temas cotidianos de mi vida. Hoy me gustaría hablarte de un película que pude ver en estas Navidades que me enseñó mucho sobre la cuestión del tiempo, sobre el punto 3. En ella se escondía uno de mis grandes deseos, tener el poder de viajar en el tiempo para volver al pasado y rectificar aquello que me hizo no conseguir mi propósito o fue tan solo una mala experiencia ¡Sería increible! Este film no te deja un sabor amargo sobre una fantasía que es difícil de conseguir, te deja un mensaje claro:

“Vive y disfruta de cada momento porque es tu actitud la que puede cambiar tu destino”

Cada vez lo tengo más claro, aquellas personas que sean capaces de vivir el ahora serán las afortunadas de manejar un auténtico poder. Detrás de cada instante que vivimos, que no es pasado ni futuro, se encuentra la clave para conseguir la visión de tu vida. Es algo complicado que se puede conseguir con constancia. Aquí te dejo algunas de las pauta que estoy poniendo en práctica:

  • ¡Respiro!: El día a día nos lleva a desconectarnos de nosotros mismos. Si pones conciencia a tu respiración te darás cuenta que incluso algunas veces dejamos de respirar, dejamos de estar vivos. Reserva algunos minutos en el día durante el trabajo y en tu casa para conectar contigo a través de la respiración. Esto no es meditar, es simplemente contactar con el ritmo de tu respiración.
  • Mmmmm me encanta. Recréate en aquellas cosas que te gustan y hazlo a cámara lenta. Pon atención a la respuesta de tu cuerpo y en las miles de sensaciones que te regalas. Un buen ejercicio es intentar buscar esas sensaciones en aspectos cotidianos de la vida.
  • Ni negro ni blanco: Las polaridades nos agotan. Intenta buscar el término gris en tus decisiones, esto te ejercitará aún más para tomar consciencia del posicionamientos en nuestros momentos presentes.
  • Yo misma y mi mecanismo: La responsabilidad es uno de mis ingredientes favoritos. En el momentos que te haces consciente de que todo lo que ocurre en este momento es responsabilidad tuya y de tus elecciones, dejas de vivir en el pasado y en el futuro. Esta pregunta te puede ayudar: ¿me siento cómoda en este momento? Te dará las pistas para crear momentos presentes más alineados con tu visión en la vida.

¿Dispuestos a vivir el ahora?

Aquí te dejo con el trailer de la película: Una cuestión de tiempo.

Anuncios

El éxito de “La Roja”

Imagen

Otra vez más…. ¡Campeones de Europa! Hemos disfrutado, sufrido y celebrado cada pase o parada de nuestros futbolistas. Únicos por su juego, elegancia y eficacia a la hora de dar lo mejor de si mismos en cada uno de los partidos representando la pasión de todos los aficionados/as a este deporte.

Pero el verdadero éxito de “la roja” es la motivación positiva que se respira en el equipo y que transmiten a los espectadores, el respeto  y la falta de ego entre ellos mismos. Al final esto se traduce en verdaderos resultados.

Aquí os dejo algunas de las claves del éxito de la Selección Española que puedes utilizar en tu vida diaria o bien en la gestión de equipos de trabajo:

1.- Agradecer: El darse cuenta es una de las etapas más importante en el crecimiento personal. Este equipo, ha sido consciente de sus carencias y fortalezas, lo cual les ha dado una visión realista de quiénes son como grupo. Una vez que dejas de fantasear sobre lo que puedes llegar a hacer y te centras en lo que haces, te das cuenta que te hacen falta tus compañeros, que tu esfuerzo se multiplica si te comprometes con ellos y agradeces los esfuerzos que cada uno realiza por conseguir el sueño y tu sueño. Durante todos estos días, hemos visto muestras de agradecimiento entre ellos constantemente, abrazos, guiños y momentos como el gol que ofreció Fernando Torres a Juan Mata.

2.- Dar: Trabajar la presencia es la mejor manera de dar a un equipo y a otras personas. Estar presente, significa poner todas tus facultades físicas, psíquicas y emocionales en lo que estas haciendo. España es un claro ejemplo de presencia, sus jugadores han dado su empatía, compromiso y pasión para crear una conexión verdadera que ha permitido el triunfo por tercera vez. Pero también han dado y enseñado los valores íntegros de un grupo cuyos valores han traspasado las pantallas y las fronteras, permitiendo conseguir un juego limpio y solidario con los otros equipos europeos.

3.- Actitud: Parece que un grupo de personas unidas por un propósito común siempre consigue buenos resultados, pero muchos por experiencia sabemos que no es así. Jesús, Iker, Iniesta, Piquer, etc. han sido ejemplos de actitud de escucha, de colaboración y optimismo aún en partidos tan desesperantes como españa-holanda. Se han permitido disfrutar de cada falta, penalti o derrota dando una imagen de respeto en cada circunstancia. Esta actitud positiva les ha permitido disfrutar con los objetivos del equipo y motivarse cada vez más para encajar los éxitos y fracasos con espíritu de aprendizaje.

Podría seguir argumentando el verdadero éxito de la selección española que los hace únicos e inimitables, nos han enseñado el verdadero “espíritu de equipo” que les hace al mundo entero preguntarse si “la roja”, es la mejor selección de la historia.

¿qué opinas tú?

Emprender ¿oportunidad o necesidad?

Imagen

Después de todos estos años impartiendo talleres de motivación y coaching en alma natura para personas emprendedoras, puedo compartir mi opinión sobre los motivos con los que cuentan los emprendedores para crear sus ideas de negocios. No me gusta hacer clasificaciones pero creo que en este caso nos puede facilitar el entendimiento:

– Emprender por necesidad: “Rebuscar”para sobrevivir debido a que sus opciones para conseguir empleo son escasas o posee un empleo insatisfactorio.

– Emprender por oportunidad  o vocacional: Es una guía de vida que lleva a realizar diferentes acciones encaminadas a captar lo que percibe como una oportunidad de negocio.

Ninguna es mejor que la otra pero por experiencia si que os puedo contar que los resultados son muy diferentes en función de la motivación que te lleve a crear la empresa. Los emprendedores por oportunidad deciden libremente serlo no fueron empujandos bajo ninguna circunstancia y esa es la clave del asunto.

El éxito en un negocio depende de si realmente te sientes a gusto con él,  te apasiona y lo ves como un estimulante y no como un negocio. Montar un negocio es un compromiso absoluto que no podría lograrse si se tratara de una actividad obligada.

Es muy importante que cuando inicies la fase de energetización para montar un negocio, te hagas las siguientes cuestiones:

1.- ¿Tengo claro lo que me gusta?

2.- ¿Cuál es el trabajo de mi vida? ¿podrías conseguirlo?

3.- ¿Cómo puedo incluir las cosas que me gustan en mi nueva idea de negocio?

4.- ¿Cuál es mi propósito de vida? ¿Esto es un medio para conseguirlo?

5.- ¿Satisface a alguna necesidad de mi entorno?

Analiza los resultados y ellos te darán la clave para seguir buscando o bien para lanzarte y buscar las cualidades, capacidades, conocimientos y habilidades que te acerquen a un buen desarrollo de tu proyecto.

Aquí os dejo una frase que puede que resuma todo este post:

“La motivación interna es uno de los grandes secretos de aquellos que quieren lograr el éxito en sus vidas”.

El Ciclo de Satisfacciones del Emprendedor

Image

Las personas exitosas que consiguen que sus negocios se consoliden como tal, son aquellas que completan sus ciclos de satisfacciones, aquellas que terminan por cerrar el ciclo de tareas aunque eso exija esfuerzo,constancia y conocerse así mismos/as.

¿Qué es el ciclo de satisfacciones? Es un proceso que seguimos para procurar satisfacer una necesidad cuando esta emerge. Si en alguna de estas etapas nos retiramos, comienzan las inseguridades que nos alejan de la meta que nos hemos propuesto y nos lleva a la frustración y a la pérdida de sentido de por qué hemos montado ese negocio.

Muchas personas se preguntan por qué no consiguen lo que se proponen, pues esta puede ser una de las causas ¿qué nos provoca retirarnos y donde nos retiramos para lograr montar nuestra idea de negocio? Pongamos un ejemplo: (el dibujo os servirá para seguir el proceso)

Image

Reposo: No existe la necesidad de emprender, ni siquiera hemos tenido la idea.

Sensaciones: Comenzamos a tener la inquietud e impresiones que nos guían sobre la importancia de dedicarnos a lo que nos gusta sin tener que aguantar a un jefe o para salir de una situación difícil como puede ser la crisis.

Etapa de Toma de Conciencia: Le ponemos nombre a los pensamientos y definimos la idea que queremos poner en marcha como negocio.

Energetización: Concentramos toda nuestra energía para la puesta en marcha de esa necesidad de emprender. Buscamos proveedores, realizamos el plan de empresa, vemos su viabilidad, hablamos con la familia,etc.

Acción: Nos movilizamos a nosotros y a nuestro entorno para comenzar. Buscamos las oficinas, diseñamos página web, nos formamos en redes sociales, compramos los materiales necesarios y muchas cosas más que seguro que os viene a la mente.

Contacto: Es cuando se satisface la necesidad. ¡Ya hemos montado nuestra empresa!

Retirada: A otra cosa mariposa…Comenzamos con otra necesidad desde el reposo.

Suele ocurrir que muchas de las veces, la fase de retirada se produce sin satisfacer la necesidad o bien nos quedamos en la toma de conciencia porque nos cuesta energetizar las acciones o muchas opciones más…pero eso no quiere decir que la necesidad se haya completado.

Si crees que eres una persona emprendedora y no te ha llegado el momento quizás no sea porque la idea no es “buena”, o por tu situación económica o familiar… Si has sentido esa necesidad es hora de satisfacerla, toma conciencia en que fase del ciclo te quedas y pregúntate ¿por qué? te dará las pistas para superarte y lograr aquello que te has propuesto y que es importante para ti.