No sé que me pasa…motivación después de vacaciones.

Fuente: Google

Pi,pi,pi,pi o nooooo!!! El despertador!!! Hoy no me puedo levantar!!! Pero si ayer estaba disfrutando de mis vacaciones…y ahora, el mismo sitio, levantarme temprano, los atascos, la cara de mi jefe y el maldito ordenador!!!

Cansancio, fatiga, falta de apetito, falta de concentración, dolores musculares, falta de interés, irritabilidad, nerviosismo, tristeza, indiferencia…

Así es imposible empezar a trabajar después de las vacaciones!!!

Seguro que esta historia, aunque un poco dramática, te suena algo. Muchas personas, después de vacaciones sufren lo que todos llaman, síndrome post-vacacional. Es muy común que después de un tiempo de descanso, la vuelta al trabajo sea un auténtico suplicio.

Convertir la vuelta al trabajo en un proceso positivo, está en ti. Podemos echar un vistazo a algunas de las herramientas que nos pueden hacer falta para ello, coge las que más se identifiquen contigo o las que creas que puedes hacer con facilidad:

Mejor que un mes, 15 días.

Todavía me queda un año hasta las próximas vacaciones!!! El coger todos los días de descanso seguidos, nos plantea en nuestra mente una barrera de tiempo de descanso anual, aumentando los riesgos de estrés y desmotivación laboral. Es mejor, disponer de varias etapas de descanso durante el año, lo que nos permitirá dosificar las energías y una actitud receptiva al período laboral.

Tómate un kit-kat.

Lo primero es la aceptación de que siempre no se puede estar de vacaciones. Superado esto, es mejor dosificar esfuerzos y recursos buscando alternativas adaptadas a nuestras necesidades y tiempo durante el año para recargar energía y romper con lo cotidiano, como por ejemplo escapadas fin de semana, reuniones familiares, visitas al entorno, etc.  De esta manera, podemos sentir que nuestra vida son unas auténticas vacaciones!!!

Siempre positivo, nunca negativo.

La frase que nos regaló Lois Van Gaal, nos da la clave para hacer de la vuelta al trabajo un proceso normal. Es necesario, apartar de nuestra mente todos los aspectos negativos laborales y comenzar con una actitud relajada y positiva. Esto, nos fortalecerá nuestra autoestima, rebajando los efectos postraumáticos de volver al trabajo. ¡Importante no incorporarse en lunes!!!

 • Meee abuuurrooo!!!

Preparados, listos y ya!!! RUTINA… pero que miedo nos da esta palabra, eh? Pues no permitamos que nos invada. Corre, coge un folio y escribe en él todas las cosas que te gustan, aunque sean pequeñas como por ejemplo comer un helado o dibujar. Organiza tu agenda semanal e incorpora estos momentos de desconexión, son necesario para llenar tu vida de momentos para ti. Pero cuidado!!! Ve variando para que estos tampoco se conviertan en rutina. Incorpora cosas nuevas que te proporcionen emociones y diversión, cosas que nunca hayas hecho, la vida es un abanico de posibilidades!!!!!

 • El álbum de fotos.

Como nos gusta hurgar en la herida!!! Después de hacer miles y miles de fotos de nuestras vacaciones, es muy usual sentarnos hasta las tantas para ver la cara de felicidad que teníamos hace solo un par de días….STOP!!! Eso no se hace, eh?? Lo tienes demasiado fresco como para trabajar más la añoranza. Intenta recuperar fotos de momentos en el trabajo, con los amigos o con los compañeros/as de trabajo. Fortalecimiento es mejor que masoquismo.

 • Plátano y conejo.

Nuestro cuerpo y nuestra mente, a veces necesitan de un apoyo extra para pasar este período con la mayor disposición posible. Para ello, una buena alimentación y hábitos saludables, disponen a la mente y al cuerpo para mantenernos motivados en el trabajo y en nuestra vida no vacacional. Hacer deporte es un excelente estímulo para la desconexión. La sorpresa es ésta!!! Comer plátano y conejo nos proporciona una serie de sustancias como la niacina o la serotonina que son beneficiosas para el estado de bienestar. Oye, que te estoy viendo….cuidado con pensar mal!! 😉

 • Tú imprescindible para ellos y ellos, imprescindibles para ti.

Tu entorno laboral influye mucho a la hora de comenzar a trabajar después de las vacaciones, desde tu puesto de trabajo hasta las relaciones con el jefe y los compañeros. La aptitud positiva, atrae relaciones positivas. Siéntete parte tu trabajo, porque si te apasiona, porque si lo necesitas, será un elemento más a la hora de seguir creciendo y conseguir éxitos a corto plazo.

El mundo no empieza y termina en el trabajo, pero si es cierto que es una parte fundamental en nuestras vidas. Si quieres, puedes…La clave está en saber como quieres empezar esta nueva etapa laboral. Os deseo una buena vuelta al trabajo!!!

Anuncios

¿Por qué ahora se habla tanto de lo emocional?

Fuente: Flicker

Emoción, emocional, parte visceral, inteligencia emocional, educación emocional…

Seguro que habéis escuchado últimamente un montón de veces estas palabras o sus sinónimos, las modas siempre llegan y las corrientes de pensamiento también.

De unos años a esta parte, se ha empezado a reflexionar acerca de este rincón de nuestro ser, quizás algo escondido por falta de explicación o por necesidad, pero ahora parece que empieza a tener sentido, pues está siendo aplicada en campos tan trascendentales como la salud mental, la educación y la vida corporativa.

Pero…¿por qué ahora?

En un especial de National Geographic, había un artículo de Eduardo Punset qué hablaba de la importancia social del campo de las emociones, y sin duda después de leerlo, comprendí y le di sentido al por qué hoy en día le damos más importancia a nuestra parte más visceral…

Él le da una explicación muy sencilla a todo esto, que os la resumo en dos puntos:

–       En primer lugar, porque nuestra esperanza de vida se ha casi triplicado en los últimos 200 años. Y esto ¿qué tiene que ver? Pues que ahora, después de cometer nuestra misión evolutiva de perpetuar la especie, disponemos de más tiempo para plantearnos misiones y retos que dan sentido a nuestra vida y a nuestros deseos más profundos.

–       Por otro lado, es la revolución tecnológica la que nos está permitiendo medir y comprender por primera vez los procesos internos de la actividad cerebral.

Son dos cuestiones que nos habré una ventana hacia la contextualización de esta nueva rama de la ciencia que nos permite comprender el comportamiento humano.

Para aquellas personas que nos dedicamos  a temas relacionados con el cambio de comportamientos y/o conductas, como es el caso de la educación ambiental, este nuevo campo nos permitirá acercarnos más a las personas para lograr una mayor implicación en la toma de decisiones para cuestiones tan importantes como por ejemplo el medio ambiente.

Somos únicos e irrepetibles pero ahora se nos presenta un nuevo camino que nos permite dirigir nuestros esfuerzos hacia una mayor comprensión del pensamiento humano. Es difícil y apasionante…pero ¿a quién no le gusta los nuevos retos?