¿Sufres de Procrastinación Ambiental?

Mejor lo dejamos para mañana....
Fuente: Google

No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy….

Procrastinación: difícil de decir pero muy fácil de entender. Parece que todos sufrimos de procrastinación, tú, yo, el vecino de enfrente, nuestra familia, etc. Pero si hablamos de procrastinación ambiental, parece que el efecto se multiplica. Supongo que tendréis ganas de saber en que consiste, pues ¡ahí va!

Procastinación: el hábito de aplazar las cosas que deberíamos hacer hoy.

Conocemos diariamente cuales son las tareas más importantes, y conocemos también la necesidad casi imperante por hacer algo por nuestro entorno más inmediato. Nos bombardean continuamente con información sobre como reciclar, que hay que ahorrar agua y energía, etc…pero aunque sabemos que nos tenemos que poner manos a la obra, parece que no llega el momento adecuado.

Las distracciones son tan poderosas que nos permiten evadirnos de lo que no tenemos ganas reales de hacer, aunque nuestras razones sean firmes e incluso necesarias: “Hoy no puedo…. No me he acordado…etc.”

El problema es que estamos dejando apartado algo tan importante como mejorar nuestra calidad de vida, y lo que puede parecer un acto desinteresado incluso gracioso, puede ocasionar una epidemia de comportamiento ambiental incapaz de ser controlada.

Si quieres, puedo ayudarte, pero tienes que ser tu el que de el primer paso. Empieza con estas tres simples reglas:

–        Puedes empezar poco a poco, pero empieza.

–        Infórmate en internet de los pequeños gestos que puedes hacer en casa, en el trabajo o de compras por el medio ambiente.

–       Piensa en ti y en los demás también, la procrastinación ambiental también afecta a las generaciones venideras.

–        Busca los beneficios personales de colaborar en la mejora del medio ambiente.

El esfuerzo de nuestros mayores consiguió que nuestro entorno se muestre como hoy la vemos, ¿Qué queremos dejar nosotros/as a nuestros hijos/as? Ellos/as probablemente no sabían el significado de procrastinación, pero sí el de sentido común y naturalidad. Ahora parece que esas palabras se han perdido:

¡No te dejes vencer por la procrastinación y ponte en acción!

Artículo de Junio por @concemacias en Entorno Natural.

Anuncios

Yo no quiero ser una Rana Hervida!!!

Fuente: Google

Si colocáramos una rana en una olla con agua muy caliente, la primera reacción de la rana es saltar de inmediato para poder preservar su vida, pero si calentamos el agua muy lentamente, el animal será incapaz de detectar la amenaza y permanecerá inmovil propiciando de este modo su desaparición.

 

Como la rana hervida, los seres humanos respondemos igualmente ante los problemas ambientales. Somos espectadores pasivos, debido a que no percibimos los cambios que se están experimentando a nuestro alrededor a una velocidad lo suficientemente rápido, como para responder ante nuestra supervivencia, como lo podemos hacer cuando retiramos nuestra mano al contacto con un objeto caliente.

Necesitamos experiencias impactantes que nos activen, que no den paso al olvido y que nos involucren en el proceso de transformación, pero eso es complicado, si hablamos de fenómenos con muy poca velocidad de percepción como puede ser el cambio climático…“Si no vemos, no creemos”.

Otra de las numerosas escusas que las ranas pueden poner ante el problema de la olla hervida, puede ser la búsqueda de culpables, como: “si me hubieran dicho algo”, “si la olla no hubiera estado allí”, “la culpa fue de la otra rana que no me informó de la menera adecuada”… estas y otras muchas, son las posibles respuestas que podemos dar a la hora de buscar soluciones a los problemas ambientales, y esto nos aleja indefinidamente de la posibilidad de buscar posibles soluciones a la realidad ambiental que se está forjando a nuestro alrededor.

Si las ranas hubieran conocido a la rana hervida, su comportamiento ante posibles ollas puede ser modificado, pero si no pertenecía a la comunidad, no se tendrá en cuenta la información obtenida para evitar posibles desapariciones en la especie. Los seres humanos, reaccionamos según las fronteras geográficas, si los daños ocasionados por los problemas ambientales están cerca de nuestro círculo de influencia, actuamos ya que vemos materializado nuestras posibles intervenciones para mejorar nuestro entorno, pero si es a mayor escala, pensamos que nuestras acciones pueden tener poco o escaso impacto.

Ser conscientes de nuestros procesos mentales ante la realidad ambiental, nos ayudará a ser capaces de mirar las ollas con otra perspectiva, si no con el paso del tiempo, pasaremos a ser todos y todas…. ranas hervidas.

Vacíos emocionales en los equipamientos de un espacio natural.

Fuente: Google

Seguro que muchos de vosotros/as habéis visitado algunos de los espacios naturales protegidos en vuestra región. ¿Qué os aportan sus instalaciones?

Conocer de cerca las emociones de un visitante en un espacio natural protegido, nos puede dar las claves para la comprensión del concepto de experiencias auténticas en el sector de la educación ambiental. ¿Habrá alguna relación entre el respeto al medio ambiente y el comportamiento de las emociones en las personas visitantes?

El contacto con la naturaleza, posee un gran potencial para poder estudiar las reacciones emocionales con respecto a un estímulo externo como es el disfrute en el medio ambiente.

Visitar un espacio natural, crea generalmente a las personas, una experiencia afectiva y sensorial, de placer estético y diversión. Por ello, acercarnos durante nuestra visita a un equipamiento de uso público en el que las personas consumidoras estén activamente implicada, permite que las emociones aumenten y con ello el respeto al entorno. Por ello, hay que plantearse si realmente estos equipamientos están adaptados al disfrute activo y emocional.

Los espacios naturales protegidos, son las herramientas más accesibles para poder educar medioambientalmente, pero ¿realmente se encuentran preparados? ¿están los equipamiento de uso público adaptados para vivir una auténtica experiencia?

Aún teniendo las claves para poder acceder a los visitantes y poder generar transformación con respecto a las actitudes de respeto y conservación de nuestro entorno, siguen creando instalaciones vacías que no aportan emocionalmente nada a las persona visitantes.

La relación entre las emociones generadas y las vivencias experimentadas en un espacio natural, es sin duda, uno de los eslabones más accesibles para conseguir los objetivos más elementales de la educación ambiental…pero personalmente creo que todavía desconocemos el papel de las emociones como motor para poder generar transformaciones en la sociedad, por tanto, seguirán creando instalaciones con grandes vacíos emocionales que no enganchan para nada a los miles de visitantes que pasan de largo cuando se encuentran rodeados de paneles con minúsculas letras…

¿Tú que crees?

Redes Sociales y Educación Ambiental…una batalla sin sentido.

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase que “para triunfar hay que ir con los tiempos”? Seguro que muchas veces, pues todavía hay quien no se entera… El sector de la Educación Ambiental se ha quedado muy atrás a la hora de implantar nuevas metodologías cercanas a las nuevos tiempos, nada es incompatible cuando lo que queremos es acercarnos a la población para sensibilizar o concienciar sobre alguna campaña específica en el ámbito medioambiental.

Pero ¿qué está pasando? por qué ven que las redes sociales es algo perjudicial??? Al contrario, es una manera de poder acercarnos a un sector de la población tan difícil de acceder como son los jóvenes y los no tan jóvenes. Todo el mundo está en la red!!!  Ya no funcionan los antiguos modelos, ya no surgen efecto, pero creo que el problema es que seguimos pensando que realmente vamos por el buen camino y quizás sí pero es muy lento para la cantidad de trabajo que todavía queda por hacer.

Tenemos que utilizar todas las herramientas existentes, avanzar con el progreso porque si no, nos seguirán viendo como los “flipados” de la naturaleza, los que renuncian a todo para vivir en la miseria y eso es una imagen que ya pasó..

¿No lo crees?

“El último invierno” el nuevo documental de Telecinco

Monte perdido hace algunas décadas
Monte perdido hace algunas décadas

 

Monte  perdido en 2008
Monte perdido en 2008

Aprovechando que durante la visita a  casa de mis padres me encontré sóla el viernes por la noche, empecé antes de dormir a dar vueltas con el mando de la televisión. Por cierto, que montón de tonterías ponen en la tele un viernes por la noche…puf!!! ví un poco de todo, desde la pelea de KiKo y Coto Matamoro, hasta  la película de Matrix…hasta que al final, encontré en Telencinco algo que me llamó mucho la atención. Una especie de documental que se llamaba el “ Último invierno“, pero mi sorpresa fue que no se trataba de un documental modelo que habla de cosas que son ajenas a nuestro mundo que no tiene nada que ver con nosotros, sino que trataba de los efectos del cambio climático en ¡ESPAÑA!. Al principio, mi primer impulso fue  cambiar de canal ¿Sería capaz de hacer frente a algo tan cercano? Después, me picó la curiosidad y al final, firme a mis principios, me lavé la cara a las 01:30 h de la madrugada y comencé a ver el documental. Señores/as aquí os resumo brevemente a todos los cambios que nos enfrentamos hasta el 2050:

1.- Navacerrada: En los últimos 10 años, se ha producido una disminución de casi el 35% del volumen de nieve. Los inviernos ahora son más secos, por lo tanto, el pronóstico hasta el 2050, es una disminución masiva de la calidad de la nieve y la cantidad, peligrando con ello, el turismo de esquí, la economía de la zona y un desajuste de la red fluvial y las temperaturas de toda la zona.

2.- Galicia: El aumento del nivel del mar, está provocando la pérdida de playas e islas de las costas de Galicia. La línea de costa ha subido casi 1 m,lo cual significa, que dentro de unos años, una gran cantidad de casa tendrán que ser olvidadas y dejadas a mercé del mar. Pero eso no es todo, la concentración de CO”2 es tan grande, que los moluscos están desapareciendo, ya que su envoltura al ser de carbonato cálcico se disuelve en contacto con el CO2. Eso que significa, que muchas de las familias que se dedican a la recogida y venta de moluscos, sufrirán un pérdida de recursos tan grandes que verán afectada casi en un 75% a su economía.

3.- Pérdida de especies tan importantes como los osos de Asturias, por un aumento de temperatura, lo cual significa que su período de hibernación disminuye provocando un estrés que afecta a la tasa de reproducción y la longevidad de los individuos, llevando con ello a la desaparición.

4.- El período de ocurrencia de desastres ambientales como Liencres o el mayor porcentaje de ciudades contaminadas como Aboño, aumentará sin poder ser controlado.

5.- Desaparición del Delta del Ebro y con ello, los pérdida de las cosechas de arroz.

6.- Aumento de plagas, al aumentar las temperaturas,como el mosquito tigre, y con ello, enfermedades como la fiebre amarilla, el denge y…muchas más.

mmmmmmmmm, después de escuchar esto….silencio. Apagé la tele y la luz, y me quedé a oscuras en la salita. Dentro de 40 años, tendré 68, es decir, ya no está tan lejos como pensaba, todo esto lo voy a ver con  mis propios ojos.

Sé que es difícil, pero por ello escribo este post, porque necesito contaros de que la nube negra del cambio climático está acechando detrás de nuestras cabezas. ¿Qué podemos hacer?

¿A qué nos comprometemos para parar el ritmo de la destrucción de nuestro sistema? Os dejo a vuestra elección, yo mientras tanto seguiré escribiendo y recordando hasta hoy como es lo que quiero que disfruten mis hijos, y los hijos de mis amigos/as,  y los hijos de mis hermanas.

Carta del 2070: una posible verdad

Cuantas veces hemos hablado de las repercusiones de nuestras acciones en un futuro…

Cuantas veces hemos hablado de la necesidad de actuar ahora para poder conservar nuestro medio ambiente en un futuro…

Cuantas veces hemos hablado de conseguir un desarrollo sostenible para las generaciones venideras.

Es muy difícil ponerse en el papel de personas que nunca conoceremos pero que sufrirán nuestra mala gestión de la naturaleza, ¿para qué? si tenemos lo que queremos en el momento que más nos gusta… pues este video que encontrado, puede ser un claro reflejo de lo que nuestros hijos pueden sufrir en un futuro quizás no muy lejano.

El cambiar el resultado está en nuestras manos, en el ahora y no en el mañana porque quizás sea demasiado tarde.

Las soluciones existen pero tenemos que actuara ahora…no lo pienses más y actúa!!!